sábado, 25 de diciembre de 2010

Estoy vendiendo alcapurrias

Eran casi la 1.00pm y estaba el sol en todo su apogeo. Como de costumbre estaba evangelizando en una urbanización de Ponce y cuando llame a una casa salio un muchacho. Le entregue una tablita y brevemente le hable de Cristo. El muchacho me dijo que no me fuera pues en la parte posterior de la casa había una iglesia y pronto se acabaría el culto.

-Deseo que conozcas a nuestro pastor y él vea lo que estas haciendo... Me dijo.

De modo que espere por varios minutos bajo aquel sol de Ponce, de pronto se abrió la puerta nuevamente y salió el pastor encorbatado, afanado y sobre todo agitado diciendo:

-¡Siervo, no te puedo atender ahora, estoy vendiendo alcapurrias a los hermanos de la iglesia!.

Entonces cerró la puerta sin decir otra palabra. ¿Pueden imaginar lo que pensé? Así están las cosas... Un pastor recibe la visita de alguien evangelizando y su respuesta es: “No te puedo atender porque estoy vendiendo alcapurrias”. ¿Tendría temor de que se le fueran los feligreses y no pudiera vender sus alcapurrias? ¿Estaría preocupado por la dieta de estos? ¿Seria que no habían desayunado y todos estaban hambrientos y deseosos de comerse una rica y grasosa alcapurria?
Solo el Señor lo sabe, solo se que aquella experiencia me dejo un mal sabor. En verdad sentí vergüenza ajena. Fue entonces cuando recordé:

Lucas 10
38 Aconteció que yendo de camino, entró en una aldea; y una mujer llamada Marta le recibió en su casa. 39 Esta tenía una hermana que se llamaba María, la cual, sentándose a los pies de Jesús, oía su palabra. 40 Pero Marta se preocupaba con muchos quehaceres, y acercándose, dijo: Señor, ¿no te da cuidado que mi hermana me deje servir sola? Dile, pues, que me ayude. 41 Respondiendo Jesús, le dijo: Marta, Marta, afanada y turbada estás con muchas cosas. 42 Pero sólo una cosa es necesaria; y María ha escogido la buena parte, la cual no le será quitada.

por Serafín Alarcón

miércoles, 22 de septiembre de 2010

lunes, 23 de agosto de 2010

jueves, 22 de julio de 2010

miércoles, 3 de marzo de 2010

sábado, 20 de febrero de 2010